Archivo de la etiqueta: Sana

ENVIDIA SANA, NO TE ENGAÑES, NO EXISTE.

Muy buenas lector/a esta semana voy por los personajes que sueltan eso de ” que no es envidia, que yo me alegro pero joé, ojalá me toque a mi también”…que son los mismos que te dicen que “envidia noo, sana, a lo mejor, pero sana eh”.

16408701

Veeeeeeenga ya. ¿A quién pretendemos engañar con eso? en serio,http://buenasnochesporvenir.com/2015/04/10/en-serio-es-decir-de-verdad-ese-es-tu-argumento/ ¿así justificas que te de coraje que otros tengan suerte y tu no? es un sentimiento nocivo y traicionero. Porque no miramos de manera completa la suma y la resta, es decir, la parte negativa y la positiva.

Normalmente cuando se dicen ese tipo de frases es porque a alguien cercano, no es necesario que sea amigo ni nada, simplemente con que viva en el mismo barrio es suficiente. A esta persona en cuestión le toca, no sé, un viaje a las Maldivas durante una semana por comprar en “Carrefú” y el personaje envidioso de turno suelta ” Joé, y a mí nunca me toca nada” . Le dices ” compra en carrefú y lo mismo te toca” y sueltan los famosos ” pa qué” o ” eso no toca nunca” lo cual lo transforma de un envidioso a un perro del Hortelano.

16408884

Vengo con esto porque es un problema muy gordo el autoengañarnos con vendas de ese tipo. Hay que conocerse para mejorar, siempre y cuando uno quiera claro. En el sentido de que si te gusta el marrón y en un sorteo te toca una camisa morada y a otro una marrón, casi que debes decir ” joder, quería la marrón”. Porque en nuestra cabeza somos uno, un mismo pensamiento contra el mismo cerebro una y otra vez, que por mucho que podamos expandir una situación para poder elegir la opción más correcta,a veces se satura, no da más de sí o sí pero una segunda y tercera visión al margen de nuestros pensamientos ( AKA prejuicios si queréis). Para decir ” Joder, quería el marrón” y :

1-lo mismo viene otro compañero de equipo y te anima.

2- Lo mismo te dicen: agradece que tienes qué ponerte para jugar.

3- Lo mismo alguien del otro equipo se cambia contigo.

En un momento hemos sacado tres variantes a quedarse ensimismado en uno mismo, engañándonos, diciéndonos únicamente ” hay que ver, quería la puta camiseta marrón”.

Hablo teniendo como base la superación personal en todos los sentidos. Para ello antes de enfrentarnos a nada ni nadie, debemos conocernos por completo. Saber quienes somos, qué queremos, cómo lo queremos. Para así poder decidir por nosotros mismos si realmente somos como queremos ser, ya que a pesar de que se diga ” ese no cambia ni a tiros”.

Abrazos cibernéticos para todos. Sean sinceros para/con vosotros.

Buenas Noches Por Venir.