ACTITUDES.

Hola lectrílocuo, esta semana la cosa va de apariencias, de las actitudes que se muestran cuando uno quiere ofrecer una imagen que, más tarde veremos si son imágenes reales o sólo es fachada.

Me he fijado en que, mínimo, hay dos maneras de mostrar esa imagen:

– O eres de los que “no me fío de nadie”.

– O de los de ” a mí me da igual, cuando falle, se acabó”.

O ambas, también depende un poco de quién vayas a conocer. Todo esto se desarrolla suponiendo que queramos tener relaciones sociales con quien sea…

Teniendo en cuenta esta dos vertientes vamos a situarnos. Los “no me fío de nadie” es una actitud cuidadosa, no se deja amedrentar por la primera sonrisa jovial que ve, aquí hace falta más. Se necesita aportar una seguridad a esa persona para que decida ampliar el abanico de la confianza.De este modo la cosa va avanzando hasta que llega un punto en el que o se aceptan el uno al otro o se distancian, si tienen suerte lo vieron venir sino la cosa acaba en un conflicto, del grado que sea, pero conflicto a fin de cuentas.

Los ” a mí me da igual, cuando falle, se acabó” son más abiertos de primeras. No les importa que puedas hacerte ideas erróneas, ya se encargaran de aclarar lo que sea.A éstos no hace falta demostrarles nada, ya te han dado todo, la diferencia es que en éste caso la persona nueva tiene otra labor: conservar lo que se le ha dado. Ya que este tipo de personas son muy del comentario ” que no me malinterpretes” si hay alguien que pueda no entender de qué va la cosa.

En ambos casos la persona nueva debe ejercer un papel, ya sea de “ganador” de confianza o de “cuidador”, pero hay un tercer papel que a veces se nos escapa que podemos ejercer.Es el papel de la claridad.Seas como seas deberías hablar claro, sin tapujos por lo que puedan pensar. Aquí volvemos un poco a nuestro “yo instintivo” del post anterior, en el sentido de que sólo nosotros en última estancia sabemos qué queremos y qué no, los demás sólo pueden intuirlo. Por esto creo que deberíamos dejar claro desde un principio qué cosas soportamos qué no, ya que así, con una comunicación algo más fluida, nos entenderíamos mejor.

Ejemplo práctico:

” Luisa a quedado con su amigo en el centro para tomar algo.Una vez allí Carlos, su amigo, le dice que han aparecido unos colegas suyos y se van a apuntar, a Luisa le da igual.Tomándose una cerveza ya en el beerhouse uno de los colegas de Carlos se tira un eructo en la mesa y lo “echa” el aroma con la mano hacia la cara.

Luisa dice- Cushamé, déjate de hacerme estas mierdas, que me da mucha fatiga.

El colega contesta- Ya está!, buena cosa me has dicho.

Se lo hizo dos veces más, a lo que Luisa se acercó a Carlos y le dijo al oído: Oye , que me piro para casa, que no me encuentro muy bien, ya te contaré.”

Aquí haciendo lo que veo por norma general o Luisa se hubiese callado para “no hacerle el feo” a Carlos y lo mismo el Colega pasa de tirarse más eructos…al menos por ese día o el Colega le hubiese dicho lo mismo y Luisa habría montado una escena que no viene al caso.

Luego lectrílocuo, comunica las cosas que te molestan, sino estarás mucho tiempo incómodo de manera innecesaria.

Buenas Noches Por Venir.

Un pensamiento en “ACTITUDES.”

  1. Jajajajaja, me ha gustado, de todas maneras, ante un cerdo maleducado, lo mejor es dejarlo con sus tonterías y tomar las de villadiego.
    Que los demás hagan su viaje por la vida soñando”, no quiere decir que debas aguantarlo, en todo caso identificarlo, aceptarlo y…….huir…jajajajaja

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s